Año Mariano de Ntra. Sra. de la Esperanza en Onda

Escudo_episc

CASIMIRO LÓPEZ LLORENTE,

POR LA GRACIA DE DIOS Y DE LA SANTA SEDE APOSTÓLICA,

OBISPO DE SEGORBE-CASTELLÓN

 

 

 

La Villa de Onda profesa desde hace siglos una profunda devoción a la Virgen de la Esperanza, a quien se honra tener como Patrona. Cuando en el Año del Señor de mil cuatrocientos treinta y siete, la Comunidad de PP. Carmelitas se asienta en Onda, lo hace exactamente en el lugar en el que existía una pequeña capilla dedicada a la Virgen María de la Esperanza. Esta advocación pasará a ser la titular del convento, lo que ayudará a reforzar y extender la devoción a la Virgen de la Esperanza.

 

A la Virgen de la Esperanza se han dirigido los ondenses con verdadero afecto filial implorando su protección maternal en todo momento y, sobre todo, en momentos de especial dificultad para las personas, las familias y el pueblo de Onda. Así ocurrió en mil quinientos doce, cuando una embajada del Concejo de la Villa acudió a entrevistarse con el Rey Fernando el Católico, porque éste había cedido la Villa a su sobrino, D. Fernando de Aragón. Temiendo el pueblo la desprotección real, se encomendó a la Virgen de la Esperanza y, tras la entrevista con el Rey, Onda se anexionó de nuevo a la corona pasando a ser de nuevo Villa Real.

 

La devoción creciente hacia la Virgen de la Esperanza motivó que una embajada de Onda peregrinase a Roma para solicitar del Papa su proclamación como Patrona de la Villa. Esta petición fue atendida en 1502 por el Papa Julio II y el Papa Urbano VIII concedió en 1643 el patronzazo de María de la Esperanza sobre la Villa.

 

Signos de la permanente y proverbial devoción de Onda a su Patrona serán los traslados de su imagen desde el Santuario hasta la Iglesia Parroquial de Nuestra Señora de Asunción en 1561, 1834 y 1885 en tiempos de epidemia de cólera para implorar la protección de la Madre, así como la construcción del actual Santuario en mil novecientos tres.

 

Después de los lamentables y penosos sucesos que sufrió España en la primera mitad del siglo pasado y que afectaron también al Santuario y a la imagen, en el año 1956 fue bendecida la actual imagen de la Virgen de la Esperanza; así mismo fue entronizada su imagen en la Iglesia parroquial de la Nuestra Señora de la Asunción.

 

Un fruto muy especial de esta fervorosa y renovada devoción a la Virgen de Esperanza fue el voto que el pueblo de Onda hizo a su Patrona, circunstancia que todavía perdura en la memoria de muchos ondenses. En efecto: El pueblo se comprometió a celebrar fiestas especiales en honor a Nuestra Señora de la Esperanza, Patrona de la Villa, cada vez que se celebrase Año Santo Compostelano. Estos cultos y festejos especiales fueron celebrados en dos ocasiones durante el mes de mayo de los años 1948 y 1954, centenario de la definición del Dogma de la Inmaculada Concepción. Dichas celebraciones quedaron recogidas en dos escrituras notariales que se conservan en el archivo parroquial de la Parroquia de la Asunción.

 

La renovación del voto debía haberse hecho en el año 1965, pero no se llevó a cabo por causas que se desconocen. Ante ello, el día 8 de mayo del presente año de dos mil nueve, se reunieron en la Parroquia de la Asunción de Nuestra Señora de la Villa de Onda los párrocos de las tres parroquias de la ciudad: el Rvdo. D. José García Fernández, párroco de San Bartolomé; el Rvdo. P. Luís Torres Pérez, párroco de Virgen del Carmen y el Rvdo. D. Domingo J. Galindo Matías, párroco “in solidum-director” de la Asunción de Nuestra Señora, y acordaron, por unanimidad, solicitarnos la declaración de un “Año Mariano dedicado a Nuestra Señora de la Esperanza” para la Villa de Onda durante el año natural que va desde el 18 de diciembre de 2009 al 18 de diciembre de 2010, por ser este año de 2010 Año Santo Compostelano, así como poder celebrar Año Mariano de la Esperanza en el futuro con la periodicidad que se celebra ‘Año Santo Compostelano’. Este deseo es compartido por las comunidades cristianas de las tres parroquias como lo manifiestan los seglares que, en representación de las tres parroquias, forman parte de la Comisión Interparroquial Preparatoria.

 

Por todo ello y por el presente:

 

DECLARAMOS ‘Año Mariano de Nuestra Señora de la Esperanza en la Villa de Onda’ desde el 18 de diciembre de 2009 hasta el 18 de diciembre de 2010; y CONCEDEMOS que en el futuro se celebre ‘Año Mariano de Nuestra Señora de la Esperanza’ cada vez que se celebre ‘Año Santo Compostelano’.

 

La celebración del Año Mariano y la recuperación del voto a la patrona de la Villa tendrán como fin ayudar a los cristianos católicos de Onda a aumentar su devoción a Nuestra Señora de la Esperanza, especialmente de los niños y en los jóvenes, así como a fortalecer su fe y vida cristianas en el seguimiento de Cristo, nuestra esperanza, llevados de la mano de María, la mejor discípula de su Hijo. Además, contemplando a María, la mejor Hija de la Iglesia, las parroquias y comunidades religiosas obtendrán la fuerza necesaria para ser más vivas y evangelizadoras, y para trabajar unidas en la común misión evangelizadora.

 

En un tiempo marcado por una profunda crisis de valores, cuyo exponente más llamativo es la actual grave crisis económica, el Año Mariano es un año de gracia y de esperanza para que, centrados en Jesús, el Salvador, y en María Santísima, trabajemos todos con ilusiones renovadas en la edificación del Reino de Dios. Signo de ello será el espíritu fraterno y de repercusión caritativa y social que habrá de tener al Año Mariano, unidos al esfuerzo de las Caritas Parroquiales de Onda.

Quiera  Dios que los ondenses, que se glorían en Nuestra Señora la Virgen de Esperanza como Patrona de Onda, escuchen y acojan, como Ella,  a su Hijo, la Palabra de Dios, la encarnen en su vida y, unidos en el Espíritu Santo, la ofrezcan a todos para que el Evangelio llegue a todos los hombres y mujeres de buena voluntad.

A su Corazón maternal confiamos la Villa de Onda, vuestras personas, vuestras familias, las parroquias y comunidades religiosas, y vuestras  intenciones.

Castellón, en la Residencia Episcopal, a trece de junio del Año del Señor de dos mil nueve, en la Víspera de la Solemnidad del Corpus Christi.

 

 

 

 

+ Casimiro López Llorente

Obispo de Segorbe-Castellón

 

 

Ante mi,

 

 

Tomás Albiol Talaya

Vice-Canciller – Vice-Secretario General

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *