DSC06309

Clausura Diocesana del Jubileo de la Misericorida. ¡Es la hora de la acción de gracias!

 

Queridos todos en el Señor: sacerdotes, diáconos, religiosos/as y seglares

El Año Santo de la Misericordia va tocando a su fin. El Papa Francisco lo clausurará para toda la Iglesia el día 20 de noviembre, Festividad de Jesucristo, Rey del Universo. En nuestra Diócesis lo haremos un poco antes, el sábado, día 12 de noviembre con una Santa Misa en la Catedral en Segorbe a las 12:00 horas.

 

Sí. Es la hora de dar gracias a Dios por tantos dones recibidos a lo largo de este Jubileo de la Misericordia. Ha sido un tiempo en el que hemos podido ver y experimentar, casi palpar en muchos casos, la Misericordia de Dios en muchas personas, que se han sentido consoladas, compadecidas, perdonadas y sanadas por Dios; en definitiva, todo aquel que ha abierto su corazón al amor misericordioso de Dios, que se ha dejado conmover por la mirada misericordiosa de Dios en su Hijo Jesus, su misericordia encarnada, ha experimentado que Dios le ama personalmente y nunca le abandona. A través de las personas ha quedado agraciada y fortalecida toda nuestra Iglesia diocesana en sus comunidades, grupos, movimientos y asociaciones. Ha sido un verdadero año de gracia del Señor.

Aún están vivas en nuestra memoria y en nuestro corazón las hermosas celebraciones por zonas, o de la Misa Crismal para o el Jubileo de los catequistas y profesores de religión en la Catedral-Basílica en Segorbe, o la multitudinaria celebración de los niños en el Seminario Mater Dei, o la íntima celebración de los enfermos y mayores en la Basílica de Lledó, y, de modo especial, las celebraciones en las cárceles de Castellón y Albocasser, por citar sólo algunas de las muchas celebraciones. No menos intensas y emotivas han sido las celebraciones más locales del Jubileo en la Basílica de El Salvador de Burriana, en Sta. Isabel y en San Jaime en Villarreal, en San Juan de Peñagolosa con motivo de la peregrinación de Culla.

 

Por el presente os invito y animo a todos a participar en la Clausura diocesana del Jubileo la Misericordia. Haced un pequeño esfuerzo para acudir a esta celebración. ¡Que no nos ocurra como en el caso de los leprosos curados por Jesús: de los diez, sólo uno, el samaritano, volvió para darle gracias por la curación!. Os espero. Muchas gracias.

 

Con mi afecto y bendición,

+Casimiro López Llorente

Obispo de Segorbe-Castellón

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *