2867 LH mar 12 - p12 Entrevista Josemi

“Los jóvenes son el futuro y la esperanza de la Iglesia y de la sociedad”

ENTREVISTA – José Miguel Sala, Delegado diocesano de Infancia y Juventud

El pasado viernes, 3 de marzo, el Obispo, junto con la Delegación de Infancia y Juventud de nuestra Diócesis, organizaron una Vigilia de jóvenes para iniciar la Cuaresma. Más de 300 jóvenes llenaron la cripta de Santa María en este encuentro, donde se les repartió el mensaje del Papa Francisco para este tiempo previo a la Pascua, así como la carta que el Pontífice dirige a los jóvenes con motivo del Sínodo de Obispos que se celebrará en 2018, cuyo tema será: “Los jóvenes, la fe y el discernimiento vocacional”.

¿Cómo ayudáis a los jóvenes a conectar la vocación con la fe?

Tenemos varios cauces. Estamos trabajando desde la Delegación de Infancia y Juventud conjuntamente con otras delegaciones, sobre todo con la vocacional, para ayudarles en esa inquietud que tienen los jóvenes, y acompañarles en su discernimiento sobre la vocación al sacerdocio, a la vida religiosa o matrimonial.

¿Cómo vais a trabajar el documento que el Papa envía a los jóvenes con motivo del Sínodo de 2018?

Estamos preparando una carta para hacérsela llegar a los movimientos, asociaciones, grupos y parroquias, y que animen a los jóvenes a trabajar alegres este documento, y así hacerle llegar al Obispo todo lo que sienten. Un mundo mejor se construye gracias a ellos, como dice el Papa, porque siempre desean cambiar y ser generosos.

¿Cómo es este documento?

Es muy sencillo, está divido en tres partes. Una, en la que el Papa nos invita a todos a ponernos a la escucha de la realidad de los jóvenes. Otra parte, en la que vuelve a subrayar la importancia del discernimiento a la luz de la fe para acompañar a los jóvenes. Y una tercera parte, donde el Papa centra su atención sobre la acción pastoral de la comunidad eclesial, y al final tendrá unas preguntas dirigidas a los jóvenes para que puedan contestarlas y hacérnoslas llegar.

¿A dónde?

A nuestra Delegación y al Obispo. Más tarde, tendremos un encuentro personal con todos los jóvenes que hayan trabajado este documento para hablar con ellos, escucharles y explicarles las dudas que tengan. El Papa nos lo vuelve a decir, que quiere escuchar a los jóvenes, por eso invita a toda la Iglesia a hacer lo mismo. No quiere que los jóvenes se queden en el sofá para que otros decidan su futuro, sino que los invita a que confíen a la Iglesia sus expectativas, sus pensamientos y propuestas sobre la vida. Ellos son el futuro y la esperanza de la Iglesia y de la sociedad.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *